Trujillo

Trujillo, tierra de todas las etapas de la historia.

Situado en la provincia de Cáceres, en Extremadura.

Desde la Plaza Mayor empezamos a conocer la localidad.
Una plaza rectangular, llena de arcos y soportales,
la que en su día fue el mercado y punto central de comerciantes de la zona,
con una gran estatua ecuestre de Francisco Pizarro, nativo de aquí.

Sus calles son un laberinto, pero todas llevan a varios puntos.
Te pierdas por donde te pierdas, algo encuentras.

Un arco descubre hectáreas de dehesas.

Encontrar una puerta interesante que te adentra a un edificio mágico:
La Fundación Xavier de Salas.

Su exterior en increíble, su interior también,
pero esa manera de meterse la naturaleza en los muros nos enamoró.

Un edificio lleno de luz, de magia, fantástico.
Cuesta llegar, porque está algo escondido,
pero buscadlo, merece mucho la pena.

En la Fundación estudian y difunden las relaciones históricas entre Extremadura y América.
Se pueden visitar salas llenas de piezas e imágenes de ambas zonas.

Varios monumentos religiosos se encuentran en el pueblo,
como Santa María la Mayor, San Martín, San Francisco...
Y varias en ruinas como la de Santo Domingo.

Calles llenas de entretenimiento, rocas, piedras, aceras, adoquines o simplemente cubos,
todo es diversión si lo quieres pasar bien.

Y subir, y bajar, y subir... Callejear y perderte.

Otro punto interesante es este arco doble en medio de la calle,
pertenece a la Iglesia de Santiago,
con sus almenas le hacen ser "un trocito de castillo diferente".

Una puerta preciosa,
ojo al detalle de las tres caras que se sitúan en el vértice del arco ojival...

Tapias de casas construidas sobre rocas que aparecen en medio de las calles,
niños que no paran y se suben a todas...

Subiendo hacia lo alto, entre las vistas superiores del pueblo,
llegamos al Castillo, de Trujillo,
una fortaleza situada en lo alto del cerro,
desde la que se puede ver todo el territorio e impresiona su extensión.

Nos ha encantado conocer este lugar lleno de historia,
rincones, calles y edificios con mucho para aprender.
Otro destino más que os recomendamos para ir en familia,
con niños, sin ellos, en pareja o solos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡¡Los comentarios deben ser moderados, por un buen uso y disfrute del trabajo!!