Salamanca

Salamanca siempre es un planazo con niños.

Con mucho calor y bochornazo volvimos a conocer la ciudad.
Salamanca, ciudad de Castilla y León.

Caminamos por sus calles, conocimos rincones,
cotilleamos puertas y pasadizos...

Convertimos nuestra escapada en un juego turístico.

Buscar su famosa rana o sapo en una de las puertas de la Universidad,
volver locos a los niños y que llegue un salmantino y les diga dónde está,
ay, se acabó esta parte del juego...




Seguir paseando por sus calles, disfrutar de sus vistas por las alturas y por tierra.

Mirar la Catedral y buscar un astronauta y un dragoncillo comiendo un helado,
sí, sí, esas dos figuras están, pero el edificio es muy grande
y descubrimos imágenes muy curiosas de hace muchos siglos.

Disfrutamos muchísimo de sus múltiples torres,
mires donde mires una torre asoma esperando.

La Plaza Mayor es su punto de encuentro social,
para mayores, pequeños y jóvenes.
Grupos de estudiantes, alegría estudiantil todo el año.
¡Nosotros somos un grupo más!

Si algo llama la atención de la plaza es la simetría,
el orden en los edificios,
una plaza con un ritmo perfecto de arquitectura.

Pasear por los bajos de la plaza y estar en otro tiempo.

Disfrutar de locales como éste,
trasladarse a otras épocas y lugares,
merendar un poco de todo y disfrutar de su gastronomía.

¿Te animas a ir a Salamanca y jugar?
Busca un astronauta, una rana y un dragón comiendo un helado.

Nos ha encantado volver y disfrutar de una ciudad llena de juego
y entretenimiento por sus calles y edificios.

2 comentarios:

  1. Me ha encantado!! ¿Sabías que la Plaza Mayor no es completamente simétrica? Cada lado tiene una medida diferente. La próxima vez avísame y te cuento rincones...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, no lo sabía, pero gracias por decírmelo, visualmente es tan ordenada que lo parece!!
      Me tienes que contar secretos por descubrir!!
      Un besote y gracias!!

      Eliminar

¡¡Los comentarios deben ser moderados, por un buen uso y disfrute del trabajo!!